viernes, 3 de marzo de 2017

Canción de cuna (José Manuel Frías)




Título: Canción de cuna.
Autor: José Manuel Frías.
Páginas: 264.
Género: Relato corto (Terror).

¡Hola viajeros del tiempo!

La reseña de hoy viene auspiciada por su autor, que me dejó un mensaje invitándome a reseñar Canción de cuna, una colección de 15 relatos de terror propios.

He de decir que tanto el género como la portada hicieron que no me pudiese resistir y aquí os traigo la reseña.

Sipnosis:
Las historias incluidas en “Canción de cuna” suponen una dosis de choque, un arriesgado ejercicio de lectura que empuja al lector a un reino donde impera el miedo en su esencia más pura.
Siguiendo la línea de Stephen King o Edgar Allan Poe, sus referentes literarios, José Manuel Frías propone un inquietante viaje a través de quince relatos que harán las delicias de los amantes de la ficción de terror.
Si es usted una persona aprehensiva, no lea este libro a media luz. Si lo hace, puede que sus ojos hurguen de vez en cuando en la oscuridad que le rodea, y le costará girar la cabeza sin saber si algo se oculta detrás del sillón.
Advertido queda.

Lamentablemente hace tiempo que lo leí, y aunque me hubiese gustado escribir la reseña con más prontitud no ha sido posible, lo que si os puedo decir es que los relatos me han encantado, y salvo uno o dos que me han parecido algo más "flojos" o "diferentes" lo cierto es que el resto son de inquietantes para arriba.

En principio José Manuel nos plantea unos escenarios comunes y ordinarios poblado de personas en apariencia normal… pero que guardan su pequeño secreto o que lidian con un aspecto distinto de la realidad.
Pero lo mejor sin duda es la forma de narrar las historias; José Manuel tiene una forma de dosificar la información que hace mucho bien a la historia, que hace que te anticipes, que intentes encajar las piezas del un puzzle a la vez que avanzas y haces conjeturas. En este caso el lector no es un simple observador si no que los relatos estimulan nuestra mente.

Es más, empezando por el primero, que de paso le da nombre a la antología, Canción de cuna, nos deja al llegar al final un escalofrío, una gota de sudor frío que nos hace ver qué tanto de verdad y de dolor albergan los relatos, la mayoría sorprendentes precisamente en ese giro final.

Los relatos (o cuentos de terror) son desde este punto de vista muy disfrutables, tanto su lenguaje como personajes son muy cercanos, y eso hace que sistemáticamente te preguntes si alguna de esas aventuras ¿no te podría pasar a ti?




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión también es importante. No te cortes y exprésate con respeto, da igual lo antigua que sea la publicación. Si tienes algo que decir, házlo! ; )