lunes, 15 de agosto de 2016

Post-it! #116 ¿Cómo se hace un ebook?

La Pregunta:

¿Cómo se hace un ebook?

Hoy os traigo una entrada más bien informativa, ya que supongo que muchas personas no saben bien qué hay detrás de ese "archivito" al que llamamos ebook.

En principio sabed que hay multitud de extensiones para los libros electrónicos, siendo su standard el .epub, y aunque supongo que el resto de extensiones funcionarán más o menos parecido es de ésta de la que voy a hablaros, ya que también es la única en la que tengo experiencia en maquetación, y por tanto "he visto" por dentro.

En el caso de los libros electrónicos la maquetación no es estática, si no que se necesita componer el texto pero a la vez darle flexibilidad para que se pueda variar el tipo de letra y el tamaño o el interlineado, los márgenes, etc… esto se consigue no tratando al texto como un documento estático, si no como una página web. (Por eso siempre os aconsejo NO leer en .pdf, puesto que ese formato es estático y no se puede redimensionar mas que haciendo zoom y eso es muy incómodo. ¡Aprovechad una de las mejores ventajas del ebook y leed en .epub o en otro de sus formatos!)
Y aunque en otros formatos usan lenguajes propios o definiciones XHTML el .epub lo hace sobre la propia base de la web: el HTML y el CSS. Por lo tanto si tenéis conocimientos de maquetación web, os será muy sencillo comprender y maquetar vuestros propios archivos para leerlos en vuestro lector.

La estructura de un .epub por tanto está formada por el texto y las imágenes maquetados tal como si fuesen una página web (generalmente y para que sea más fácil trabajar cada capítulo equivale a una web) y una serie de archivos complementarios como por ejemplo los estilos en CSS, la relación de índices y orden de "las webs" y otros metadatos. Todo eso se mete dentro de un .zip al que se le cambia la extensión por .epub ¡Et Voilá! ya tenemos nuestro libro electrónico.

Para hacer esto podemos usar dos métodos. El primero es el más sencillo, que es utilizar un conversor. Los hay online, aunque también podéis usar el open office o calibre. Yo empecé así, al principio porque quería meter una nota en mi Kindle reclamando mi propiedad y las formas de contactarme en caso de pérdida, luego porque me convertí en lectora cero y me solían pasar archivos en .doc para testear; y como ya sabéis me resulta más cómodo leer en el lector que en el pc.
Lo bueno de usar un conversor es que es muy rápido, en apenas dos minutos tienes el documento convertido y metido en el lector. Lo malo, es que a veces se come saltos de párrafo, o los pone a mitad de frase, no tienes índice o suficente "aire" y encuentras el texto demasiado "pegado" para tu gusto, las notas a pie de página pasan a estar al final del documento…

Todas esas cosas y alguna más me hicieron decantarme por maquetar yo misma mis propios documentos "desde cero".
Al principio usaba calibre, ya que si bien tiene una función de conversor, también da la posibilidad a usuarios más avanzados de retocar el código y los archivos que conforman en ebook. A decir verdad calibre lo uso para pequeños detalles, pero en realidad el programa que me gusta para maquetar es Sigil, que también es gratuito y open source, y que además ofrece herramientas muy avanzadas (de las que todavía se escapan a mi pequeño control).
Usando Sigil he maquetado un par de fanfics y un par de documentos que me ha pasado mi autora preferida; y que he tenido que leer para darle mi opinión y buscar erratas y la verdad es que con cada archivo que maqueto aprendo alguna cosilla más. Y en esas estoy ahora, intentando pasar al "nivel avanzado" para maquetar mejor y sacarle más rendimiento al programa.

Seguro que después de todo esta parrafada estáis pensando que por qué no me conformo con usar un conversor y ya está o pasarlo por conversor y añadir el índice o hacerle pequeños retoques. Y la verdad es que porque resumiendo me gustan las cosas bien hechas. Los conversores (e incluso algunas editoriales) meten mucho "código basura" o declaran el código de una forma que podría ser más simple y por tanto más eficiente, y que ciertos códigos pueden dar problemas con algunos modelos de lectores, y yo uso una plantilla que trata de ser compatible con la gran mayoría de lectores y tablets del mercado.

Y de momento ésa es mi relación con la maquetación en .epub, aunque tengo un par de proyectos a la espera que tengo que pulir un poco antes de darles forma.

Espero que os haya resultado, si no útil, si curioso saber cómo están hechos los ebooks. Que el texto no está de corrido como en un archivo de texto, si no que cada capítulo son pequeñas páginas web; y que dentro de ese archivito hay muchos archivos más.

*****

La cita:

Suponiendo que uno sepa realmente qué bando es correcto y cuál no lo es… Pero había bandos, claro. En España los hubo, entonces y siempre. Y en aquel tiempo, divergencias que más tarde se revelarían terribles para nuestra historia se perfilaban ya con cierta nitidez: un grupo animado de confianza, de generoso ardor, con fe en el progreso y la educación, convencido de que para hacer a los pueblos felices era preciso ilustrarlos… Otro, petrificado en su ignorancia deliberada, en su indiferencia hacia la modernidad y las luces, instalado en el odio a lo nuevo. Y por supuesto, todos los indecisos y oportunistas que, según las circunstancias, se agrupaban en torno a la gente honesta de uno y otro lado… Ya se tejían, tanto dentro de la Academia como fuera, los hilos de la cuerda con que los españoles nos estrangularíamos unos a otros durante los dos siglos siguientes.


Hombres buenos (Arturo Pérez-Reverte)