lunes, 13 de junio de 2016

Post-it! #112


La Pregunta:
¿Descripciones detalladas o personajes desarrollados?

La pregunta de hoy es de nivel ¿a quién quieres más, a mamá o a papá?; vamos que lo ideal en una historia es tener ambas cosas balanceadas, junto con muchas otros detalles que no se reflejan en la pregunta: ritmo, estilo, trama, giros, ambientación, wordbuildin´… pero bueno, sabemos que muy pocas novelas alcanzan la excelencia en todos esos ámbitos y a veces hay que hacer sacrificios, ¿no?

Bueno, en mi caso creo que me decanto por lo segundo. Prefiero que los personajes están bien desarrollados, bien definidos, si tienen una evolución dentro de la aventura, mejor; pero mientras sean personajes coherentes la cosa va bien.

Con el tema de las descripciones… en verdad sí que suelo acusar la falta de descripciones, pero en cambio si hay muchas o detalladas de forma demasiado minuciosa sí que me irritan más. Y termino por acusar una falta de ritmo y me producen tedio. Con esto me refiero a las descripciones de lugares, objetos etc… no a las que se refieren a acciones o situaciones espaciales.

Recuerdo un caso en concreto, una de las pocas novelas que he dejado sin acabar,  El misterio del ahorcado de  Michael Jecks; y recuerdo exactamente el punto que me hizo dejarlo, ya que en medio de un misterio camino a un campamento minero para hacer un interrogatorio y ya barajando posibles móviles y sospechosos al autor no se le ocurre otra cosa que amenizar el viaje no con una anticipación o recapitulación de sucesos o hipótesis o simplemente hacer una elipsis y hacer que los protagonistas llegasen a dicho campamento; si no que detiene en hablar de las flores de la linde del camino. El hecho en sí no es que sea demasiado molesto, ya que pudiera ser una pista dejada caer muy sutilmente, pero el estilo y la recreación que pone en toda la escena -en hablar de los juncos, de las flores, del cielo, de los árboles, la hierba, el reflejo del sol, etc, etc…- y la aparente nula vinculación del camino con el caso me hicieron pensar que más que aportar algún dato relevante era un mero esparcimiento por parte del autor.

Y es que si, muchos autores no saben cuándo aportar datos que son necesarios para entender la situación y cuando empiezan a trasvasar la línea de plasmar datos que han manejado en la documentación previa, pero que realmente no pegan ni con la voz del personaje ni con la descripción del lugar y que provocan una saturación de información en el lector.

¿A vosotros os molestan las descripciones pormenorizadas y largas? ¿Preferís las narraciones más introspectivas en las que el entorno no sea tan determinante?

*****

La cita:

Y después, si te animas, tendrás que comprender cómo te atraje a la trampa, porque al fin y al cabo te lo fui diciendo paso a paso, te avisé claramente que te estaba llevando a la perdición, pero lo bonito de los pactos con el diablo es que se firman sabiendo bien con quién se trata. Si no, ¿por qué el premio sería el infierno?

El nombre de la Rosa (Umberto Eco)

lunes, 6 de junio de 2016

Post-it! #111

La Pregunta:
Si tuvieras que besar a algún personaje, ¿a quién besarías?

Bueno, parece que la pregunta de hoy quiere sonsacar quienes son mis novios literarios; ese amor imposible que muchas llevamos dentro producto de la fascinación que nos ha causado algún personaje.

Vaya por delante que en la vida real no soy enamoradiza, por tanto tampoco me enamoro de los personajes literarios fácilmente; pero una vez abren una brecha en mi corazón enseguida caigo rendida a sus pies. Y eso que tampoco leo apenas romántica, erótica o juvenil; que es dónde parece que este fenómeno prolifera. Puede ser que porque los personajes sean escritos con esa intención; quién sabe.

Como siempre siempre a no ser que avise de lo contrario mis respuestas se circunscriben únicamente a libros literarios; es decir, dejo de lado fanfics o novela gráfica, cómics, etc… Bien es cierto que hay muchos otros personajes que "me caen" muy bien o a los que les he cogido simpatía / admiración pero que - por razones obvias- se quedan fuera de este "top", ya que la pregunta ha entrado "a matar".  Pero aún así alguno de éstos caerá para engrosar un poco la lista, que como os digo, no es muy extensa. Y es que, estrictamente hablando sólo besaría / tendría de novio a tres personajes.

Tarod: Protagonista absoluto de la trilogía El señor del Tiempo de Louise Cooper. Tarod siempre me ha fascinado, en parte por su naturaleza; pero también por su personalidad. Lo peor del caso es que me encanta la pareja que hace con Cyllan y ya bastante tienen como para meterme yo en medio…
En su caso fue amor a primera vista, desde su primera aparición en El iniciado. Es un personaje al que da gusto acompañar en su viaje, y conocer su historia.

James Alexander Malcom Mackenzie Fraser: Jamie Fraser para los amigos. Co-protagonista de la saga familiar de corte histórico, Forastera (Outlander). Si, es cierto que ayudó mucho ver la serie de televisión para darle forma al personaje, es una gozada ver a Sam Heughan darle vida, los gestos, las miradas… pero toda la esencia de Jamie está en los libros. Y si algunas se quedan con Mr. Darcy de Orgullo y prejuicio, yo prefiero a Jamie como encarnación del Hombre. No por nada se le conoce en el fandom como The King of Men (El rey de los Hombres). Y yo, no puedo negarlo, todo lo contrario. Además, por mucho que me gusta la forma que tiene de tratar a Claire (además de su inteligencia, su humor, su educación, esa vena resolutiva, la fuerza… ejem que me voy por las ramas n///n) ella no me gusta como pareja de Jamie (ni el trato que le da muchas de las veces), así que no me importaría ponerme en su lugar. Aunque yo no tendría ni la mitad de aguante ni de su capacidad de aclimatarse al sigo XVIII. Mejor me lo traen a casa, gracias.

Nargor: Aquí juego con ventaja, ya que aunque se trata de un personaje literario aún no ha sido editado formalmente, por lo que poca gente lo conoce. Podéis verle aparecer en la saga Las guerras de Bakán. Espero que dentro de poco por fin esa novela pueda ver la luz de forma profesional, puesto que su autora ya ha publicado algún relato, así que es cuestión de tiempo. Y pocas cosas me emocionarían más que el día en que me avisen de que ya está publicado. En verdad la historia me encanta y llevo muchos años esperando su desenlace. Es una obra que merece muchísimo la pena, llena de personajes cojonudos, pero qué queráis que os diga, Nargor se ganó mi corazón. Y no creáis que es un personaje como los anteriores, fácil de querer, y que está dispuesto a todo por su amada; todo lo contrario. Nargor es frío, es distante, tiene un secreto que de seguro es horrible, es de los malos; pero es el puto amo.  Y no hay más. No penséis que es la típica fachada de "malote" con un corazón de oro. Nargor no tiene corazón y si le ofreces el tuyo pasará de largo con absoluta y fria indiferencia. (Que casi que es peor que que juegue contigo / te lo arranque y lo destroce.) Pero si, aunque en esta aventura quiero que todo Nardis sea aniquilado, Zaryll neutralizado y todo su ejército devastado a manos de los héroes y el ejército del Rey Trión no puedo evitar de saltar de emoción cada vez que aparece "mi" ciego. Aunque sea puteando a los héroes.

Estos son los personajes que me vuelven loca, pero como he dicho anteriormente hay muchos más a los que les tengo mucho cariño, pero que no llegan a terminar de enamorarme, como por ejemplo Aral y Miles Vorkosigan (padre e hijo) de la saga de Miles Vorkosigan de Lois McMaster Bujold, Leto y Paul Atreides (también padre e hijo) de Dune de Frank Herbert, y no sé si meter también a Duncan Idaho, que también me cae muy bien pero sale poco. Jean Baptiste Grenouille, protagonista de El perfume, que pese a que me conmueve muchísimo y sufro con él cada vez que leo el libro no me gustaría que existiese. Cómo no olvidarme también de Bastian y Atreyu, aunque sean niños se ganaron muy fuerte mi cariño en La Historia Interminable. Daniel Colton, que ya os hablaré de él mas adelante cuando reseñe Dangerous to Know & Love de Jane Harvey Berrick, que si bien no me ha enamorado si que ha conseguido ganarse mi admiración y respeto.
Y bueno, me dejo más gente en la lista, pero no llegan a estos niveles.

Ahora os toca a vosotros contestar a la pregunta ; )



*****

La cita:

Entonces deja que los besos amorosos habiten nuestros labios, pronuncien mil y cien razones, cien y mil más.

Forastera (Diana Gabaldon)